07.01.08

La Confirmación

Una de las celebraciones que implica el reunirse la familia o en muchos casos reencontrarse es la Confirmación. Es una ocasión para celebrar con las personas mayores y con los más pequeños de la casa.
La Confirmación suele tener lugar en el tiempo de Pascua. Un periodo para la Amistad que ponemos en práctica en multitud de ocasiones, realizando excursiones al campo el cuál está en todo su esplendor; es el inicio de la primavera.

Es una celebración en la que se enlazan los recuerdos y agradecimientos, con los mejores deseos para el futuro.

[Más:]

El sacramento de la Confirmación está unido a el sacramento del Bautismo. En ambos casos el confirmante y el bautizado se convierten automáticamente en nuevos miembros de las parroquias.

El recibimiento del sacramento de la Confirmación es el comienzo de una nueva etapa en la vida del confirmante; da lo mismo que lo reciban personas adultas o niños.

El día tan esperado está ya ha cerca. Debemos prepararnos, planear, reflexionar; cuál es la invitación adecuada para nuestros invitados, que tipo de carta para el menú será la apropiada, y como será la decoración de la mesa para ese día tan especial y significativo.

No nos olvidemos de hacer participes de todo el proceso de preparaciones a nuestros protagonistas los confirmantes.

zum Tischdeko Onlineshop

Y ahora una sugerencia del equipo Tafeldeko:

La decoración de la mesa deberá estar compuesta por adornos de colores primaverales. Aprovechemos los símbolos que simbolizan la Confirmación:
-El Árbol, símbolo de vida, así lo confirman los textos de la Biblia y los textos de la mitología alemana.
-El Pez, en estrecha unión con el elemento básico de nuestra vida: el Agua. Elemento indispensable en el Bautismo cristiano, el primer sacramento y antecesor del sacramento de la Confirmación.
Añadamos una especie de Arco Iris sobre nuestra mesa. Deslumbremos a nuestros invitados con un fascinante instante. Juguemos con los ocho colores básicos en tonos alegres fundiéndolos, tal como se funden el Sol y las diminutas partículas del agua de lluvia después de una tormenta.
Que sean los colores el puente de unión entre los feligreses y las bendiciones de la Iglesia.

Su equipo Tafeldeko

zum Onlineshop
390 palabras por Christian, 11738 vistas
Pingbacks:

Todavía no hay Pingbacks para esta publicación...

Publicación anterior: Los colores para el PrimaveraPublicación siguiente: Por fin han llegado

blank